Tenebrismo: Cuando las sombras adquieran absoluta relevancia artística

El Arte Clásico representa siempre un punto de partida en cuanto a conocimiento, técnica y referencia artística, con pintores y obras relevantes que marcaron época y por lo tanto son tan importantes actualmente. Por ejemplo, hoy abordaremos una corriente perteneciente a la etapa inicial de la Pintura del Barroco en el Siglo XVII; hablamos del Tenebrismo.

Específicamente, el Tenebrismo como corriente artística es como se define un estilo marcado de manera absoluta por el contraste entre las luces y las sombras, teniendo éstas últimas vital importancia y enfoque en los cuadros, de allí que la corriente tenga el nombre Tenebrismo que proviene de la palabra “tenébrae” y que significa tinieblas u oscuridad.

Por lo tanto, las obras inspiradas y basadas en dicho estilo tienen una característica específica; la representación de las sombras y su influencia en los objetos, provisto de fuentes de luz escasas o casi inexistentes que son absorbidas por el espacio, de acuerdo al diseño de la habitación o área y cómo incide en el transporte de la luz, el cual usualmente hace más tenue la iluminación.

Por ejemplo, una de las características más importantes de las obras basadas en el Tenebrismo es contar con los famosos “tragaluz” que hacen referencia a los conocidas luces de bodega o de sótano, de las cuales se proveen los objetos de iluminación pero que siempre resulta escasa y que incluso no alcanza a cubrir toda la habitación o área representada en el cuadro.

En este sentido, no resulta difícil imaginar que la técnica del claroscuro es la más utilizada y precisa para realizar obras de Tenebrismo, ya que ofrece los pasos y propósitos para representar las sombras y su contraste con la luz, así como también su influencia en los objetos y sus colores, tonos, reflejos y demás características que se ven influenciadas por dicho enfoque sombrío.

Michelangelo Caravaggio como exponente principal del Tenebrismo

Sin duda alguna, el primer y más conocido exponente de la Pintura Barroca y del Tenebrismo es Michelangelo Caravaggio, nacido en la ciudad de Milán, Italia en 1571 y quien basaría la gran mayoría de su catálogo de obras en dicha corriente, con cuadros representando temáticas religiosas con un nivel de sombras y contraste de luz medida impresionantes.

Entre las obras más conocidas de Caravaggio pertenecientes al Tenebrismo se encuentran La Negación de Pedro, La Vocación de San Mateo, Muerte de la Virgen y El Amor Victorioso.

Sin embargo, en cuanto al Tenebrismo y sus representantes no se podría dejar de mención la escuela española con Francisco Ribalta, José de Ribera y Zurbarán.

comprar-cuadros-al-oleo
(Visitados 25 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This