¿Se puede vivir del arte actualmente?

Una consigna común entre los artistas y los aficionados es preguntarse: ¿se puede vivir del arte? Siendo una interrogante válida por todo el tiempo que se debe invertir en dominar las técnicas, así como también los recursos monetarios en materiales que no son precisamente económicos.

No obstante, la preocupación mayor del artista es el poco interés que puede tener la sociedad en las obras por muy buenas que sean, siendo un factor cultural de cada región y país el entusiasmo o no por el arte en general y pictórico.

Afortunadamente, en la actualidad se cuenta con un sinfín de herramientas de comunicación y exposición con las que antes no se contaba, gracias al internet y la tendencia e conexión permanente por parte de la mayoría gracias a dispositivos móviles, así como el uso de plataformas y redes sociales se hace mucho más sencillo el darse a conocer mediante un esfuerzo inicial y sostenido.

Respondiendo la pregunta sobre si es posible vivir del arte

Entonces, ¿hay posibilidad de vivir del arte? La respuesta es absoluta: un rotundo sí. Ahora, el problema es que no es que las ventas y recursos económicos venidos de nuestras obras van a caer del cielo o se darán por arte de magia. Al contrario, realizar y concluir nuestros cuadros es apenas el primer paso a llevar a cabo para luego obtener ingresos a través de ellos.

En estos tiempos se cuenta con la conexión permanente, el uso de dispositivos móviles y redes sociales, como herramientas que antes no estaban presentes. Así, el anonimato con el que usualmente tenían que luchar los artistas y aficionados a quedado en el pasado.

Por eso, mediante la creación de perfiles en redes como Facebook, Twitter, Instagram e incluso mensajeros como Whatsapp y la publicación de las obras mediante imágenes se podrán vender las obras, describiéndolas en detalle e incluso creando una marca o nombre propio con el cual se puedan relacionar los cuadros con calidad y excelencia.

Por supuesto, todo ese proceso lleva tiempo y esfuerzo pero vale la pena, ya que así poco a poco el trabajo será compartido entre usuarios y conocido localmente, llevándonos al siguiente paso para continuar el procedimiento de venta y obtención de ingresos: el ofrecimiento de las obras en vida real mediante exposiciones y exhibiciones.

Con una exhibición en un lugar como un hotel o restaurante mediante previo contacto y ofrecimiento de comisión y propaganda, los artistas pueden ofrecer sus obras en físico que pueden organizarse cada seis meses o un año, donde numerosos clientes pueden ver los cuadros y adquirirlos. De este modo, se puede vivir del arte pero impulsándolo de manera individual por el artista, mediante distintas herramientas actuales.

comprar-cuadros-al-oleo
(Visitados 3 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This