Restaurando una pintura al óleo

El tiempo resulta inclemente en todos los ámbitos de la vida, pasando y dejando su marca con cada minuto, día o año que transcurre. En lo que respecta al arte, esta realidad no es diferente y las distintas obras van notando el paso de los años, como lo son las pinturas al óleo. Sin embargo, esto no quiere decir que no se puedan restaurar o volverse a ver como cuadros recién hechos.

Por eso, para lograrlo te estaremos enseñando algunos consejos y técnicas sobre cómo restaurar pinturas al óleo paso por paso, y así poder ser capaz de arreglar una obra que todavía tiene mucho que dar, a pesar del paso inclemente del tiempo. Claro, es cierto que se necesitará mucha paciencia y cuidado para restaurar la obra, pero es una tarea que no resulta imposible.

Iniciando la restauración

Para empezar el proceso, primero debemos tener claro el estado general de la obra e iniciar con la correspondiente limpieza, remoción del barniz protector y por último los retoques finales en la pintura. Para esto, lo primero que debes hacer es quitar el lienzo del bastidor y así tener plena libertad de trabajo, pudiendo mover el lienzo como gustes al limpiarlo y restaurarlo.

Ahora, pasamos a la etapa de limpieza de polvo y otras impurezas que inevitablemente se adhieren a la obra con el tiempo. Para esto, puede usar un pincel fino e ir removiendo el polvo, así como también pasar un paño suave, aunque el primero es mucho más cómodo cuando queremos remover suciedad entre las grietas del óleo.

Luego de tener la pintura libre de polvo y otro tipo de impurezas, ahora es el turno de remover el barniz protector que cubre al óleo para su conservación.

Si bien, este proceso puede sonar algo temerario y arriesgado, si se hace de buena manera y con cuidado, usando el disolvente adecuado podrás lograrlo. Para encontrarlo, pregunta por él en tu tienda de materiales de arte. Para usarlo, debes aplicar y remover suavemente con un paño todo la obra, dejando actuar el disolvente que eliminará el barniz por completo.

Finalizando el proceso

Continuando, ahora es el turno de restaurar la obra como tal con pintura y pinceles, siendo recomendable para esto reforzar la parte posterior de la obra con otro lienzo. Luego, retocamos las diferentes partes dañadas del óleo, con mucho cuidado de mezclar bien los colores y aplicar la misma técnica de pintado del artista original, en cuanto a pinceladas y aplicación del óleo.

Así, habrás restaurado un cuadro que tendrá una segunda vida y se verá como nuevo, siguiendo los pasos descritos anteriormente.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This