Restaura los marcos de madera de tus cuadros

Las obras de arte usualmente se protegen y alojan en marcos, cuidándose así el interior y evitando que al cuadro le caiga cualquier tipo de impureza como polvo, agua, humedad y demás factor dañino. No obstante, dichos marco se van deteriorando con el tiempo, ya que es la parte que está expuesta al ambiente y poco a poco va recibiendo sus efectos, teniendo consecuencias estéticas.

Por eso, en esta ocasión te estaremos enseñando como restaurar de manera correcta y fácil los marcos de madera de tus cuadros, haciéndolos lucir como nuevos y resaltando la obra que guardan dentro. Del mismo modo, los materiales que se estarán usando son de fácil obtención y no resultan muy caros; punto esencial para hacer de la restauración un proceso práctico.

Empezando el proceso de restauración

En primer lugar, lo primero que se debe hacer es bajar el cuadro, retirar la obra del marco y empezar a limpiarlo. Para esto, primero pasamos un pañuelo seco para retirar todo rastro de polvo, suciedad y otros elementos. También, este proceso nos ayuda a ver de manera más clara si hay algún deterioro de mayor envergadura en el marco, así como otros detalles y tus cuadros al óleo o de cualquier otro estilo quedaran más destacados.

Del mismo modo, en lo que respecta al cristal que cubre la obra de frente; límpialo con un pañuelo seco y luego con uno que esté algo húmedo, para así sacarle brillo y hacerlo reluciente.

Continuando con la restauración, ahora viene la parte del lijado; proceso que realizaremos aplicando un poco de presión a la madera con una lija de grano fino por toda la superficie, haciéndola lisa y completamente trabajable. Si quieres que la madera luzca antigua, puedes aplicar distintos tipos de presión con la lija. Luego de terminar el proceso, retira el polvo.

Luego del proceso del lijado, ahora viene la aplicación de una capa de pintura blanca acrílica o esmalte; dependiendo si quieres acabado mate o brillante. Así, pintas la estructura del marco hasta que esté completamente cubierto. Ahora, si quieres darle un aspecto envejecido puedes hacer brochazos desiguales y dejar que la pintura seque así y tendrás ese acabado.

Por último, solo queda aplicar la capa de pintura de tu gusto para culminar el marco, la cual se recomienda sea del mismo tipo de la pintura blanca de la primera base. De esta manera, habrás restaurado un marco que ahora luce como nuevo y hará ver la obra que guarda mucho mejor, habiendo usado materiales económicos, fáciles de conseguir y muy prácticos.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This