Reglas básicas para pintar al óleo y conservar la obra

Pintar al óleo es sin duda alguna uno de los placeres más grandes que puede tener un pintor, debido a lo clásico de la técnica y terminación final. Ahora, para realizar una obra con este tipo de pintura es imperativo seguir unos parámetros, sobre todo en lo que respecta a la conservación del producto final, para lo cual te vamos a dar valiosos consejos a continuación.

Y es que, puede que un cuadro al óleo quede perfecto en todos los sentidos y su creador esté muy conforme con el resultado, pero si hubo fallas en la realización inicial y conceptos básicos de la pintura, ésta no va a durar mucho debido a las grietas, cuarteamiento, incluso desprendimiento de la misma, cosa que en realidad sería una lástima en algo que cuesta trabajo, inversión y tiempo.

Desde lo más elemental para prolongar el óleo

Primero, cuando se inicia una obra con base en óleo se tienen que tener ciertos conceptos claros y aplicarlos desde el principio; siendo las capas uno de los más importantes. Y es que, al pintar al óleo se debe cubrir el lienzo con un tipo de capa superficial que delimita la tonalidad e iluminación de los objetos que irán en cada fragmento.

Pues, aparte de darle orden a nuestro trabajo y delimitar lo que haremos, dicha capa inicial hará que el óleo aplicado posteriormente se adhiera de mejor manera, así como resalten sus tonos y superficie. De hecho, esta técnica se conoce como “Graso sobre magro” y en detalle dicha capa se aplica con una parte más de trementina en comparación con el óleo de tubo.

Continuando, la segunda capa iría con partes iguales pero óleo de tubo y aceite de linaza, teniendo la tercera capa una parte más de dicho aceite. Técnicamente, esto se hace para lograr que las capas de aceite se integren y se adhieran mejor al lienzo, con la ayuda de las capas superiores con trementina, lo que favorece grandemente la conservación de la pintura.

Por el contrario, si la técnica de las capas o el graso sobre magro no se hacen correctamente o al contrario, la pintura grasa o con alto contenido de aceite se estira y se desliza sobre la pintura magra, cuarteándose o quebrándose sin remedio que valga.

Como consejo final, también es recomendable que las capas gruesas siempre tengan el soporte seco de una capa más delgada, ya que por ser más densas y grasas tardan en secarse.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This