Pintura abstracta moderna, juego de colores y formas

El arte abstracto es la técnica que suscita más polémica entre los amantes del arte que intentan comprender su valor económico y artístico. Algunas personas lo consideran una genialidad de valor incalculable, y otros sólo ven garabatos entre los trazos del autor. ¿Cómo entender entonces la pintura abstracta? ¿En qué basarnos para saber cuándo se trata de arte y cuándo no?

Pintura abstracta moderna, ¿cuándo es arte?

Pintura abstracta

De forma indiscutible, existen artistas especialistas en el arte abstracto, de cuyas obras podemos decir que se trata de arte abstracto, ya que conocen la habilidad para plasmar este tipo de arte, y son ellos los verdaderos creadores.

Las obras de estos artistas son agradables a primera vista, capaces de transmitir sentimientos con cualquier impresión a través de las figuras, los colores, el equilibrio, la energía… Son obras que no necesitan ser explicadas porque ya hablan por sí mismas, y quizás la procedencia de la necesidad sobre saber algo más de la pintura se trate en concreto de conocer los sentimientos del propio autor, no la razón de la pintura en sí.

Sin embargo, existen pinturas que pueden dejar de ser arte a pesar de querer imitar otras obras ya creadas. Lo que para algunos puede ser bello, para otros puede ser feo y absurdo. No toda pretensión de arte acaba siendo considerada arte.

Pintura abstracta

La pintura abstracta deja de considerarse arte por los críticos artísticos cuando atiende a intereses comerciales dándole un significado sublime a algo que no lo tiene, llegando a ser algo estéticamente sin valor.

Tampoco se considera arte cuando el autor tan sólo deja fluir sus sentimientos sobre el lienzo, sin darle importancia a la estética del resultado, ocasionando una obra llena de sentimientos pero no cuidada y sin valor artístico.

O bien, cuando el autor intenta hacer una burla del arte tradicional, cayendo en lo absurdo, lo simple y la copia barata de un arte ya creado.

Para ser un buen crítico de arte y saber cuándo una pintura abstracta tiene verdadero valor estético y económico, déjate llevar por tus propios sentimientos. Sólo cuando la obra te transmite realmente es cuándo el autor ha conseguido realizar un buen trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This