Como pintar las sombras y su importancia para lograr realismo

Al realizar una obra de arte como un cuadro al óleo o de otro tipo, de manera casi segura vamos a querer plasmar el mayor realismo posible para llamar la atención del espectador. Pues, una cuestión muy importante para lograr este cometido en una pintura es la expresión correcta y precisa de las sombras, aportando profundidad y detalle al cuadro en general.

Por eso, hoy estaremos abordando todo lo que tiene que ver con las sombras; desde su correcta expresión y plasmado en la obra, los tipos diferentes que hay y su concepto general, hasta explicar cómo influye la incidencia de la luz en los objetos. De este modo, las sombras se hacen una buena herramienta para aportar interés, estilo y realismo al cuadro que estamos pintando.

Todo sobre las sombras y sus tipos

Para empezar, la luz es lo que rodea un espacio u objeto para que podamos verlo y apreciarlo, de este modo también se dan las sombras; como la parte donde la luz no puede incidir porque se encuentra el objeto en la trayectoria. Por eso, todo lugar o cosa iluminada debe tener también una sombra, de allí que aporte el realismo necesario al cuadro a realizar.

En cuando a los tipos de sombras, existen dos tipos específicos con distintas características. Primero, está la sombra propia; siendo la parte del objeto que luce completamente negra al no recibir ningún tipo de luz. Segundo, está la sombra proyectada; siendo la que se refleja de un objeto a otro como una pared, el suelo u otra cosa circundante.

Aparte de ofrecernos profundidad y realismo, las sombras también nos ayudan a saber y plasmar que objeto se encuentra por delante y detrás de otro, dando coherencia a la expresión pictórica.

Como pintar las sombras de los objetos

Ten en cuenta que la sombra propia o proyectada de un objeto jamás se pinta de color negro en un cuadro, aunque así lo parezca en primera instancia. En realidad, la sombra se expresa de diferentes tonos que explicaremos a continuación.

Por ejemplo, las sombras usualmente se pintan con tonos o matices más oscuros del color del objeto en cuestión. También, se pueden pintar con los colores complementarios al tono de lo que se pinta.

Incluso, las sombras también se tienden a expresar en colores y distintos matices de azul o rojo, ya sea para escenas nocturnas y frías en el primero, o diurnas y calientes en el caso del segundo.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This