Pintando piezas al óleo inspiradas en el Realismo

En el mundo artístico y de la pintura hacer cuadros a base de óleo como técnica es la más usada, debido a un sinfín de ventajas en cuanto a representación de detalles, luz, sombras, combinaciones de colores y contornos que ofrece la pintura basada en aceite. Gracias a esto, el Realismo como movimiento y paradigma artístico es perfecto para el óleo.

Y es que, el Realismo es la corriente pictórica donde se busca representar con mayor detalle posible cualquier objeto, en cuanto a la luz, colores, reflejo, brillo perspectiva y otros detalles importantes. Por ejemplo, un caso claro de obra realista en óleo son los bodegones; aquellos cuadros que muestran frutas y demás elementos que parece que pudiésemos casi tocarlos.

Propósito del Realismo como paradigma

En detalle, el Realismo busca que el artista pueda y quiera plasmar una obra que parezca real, casi luciendo como una fotografía con una cámara, enfatizando el aspecto natural y la belleza de los objetos representados, los cuales pueden ser personas, objetos, paisajes y hasta desnudos. Asimismo, al ser la pintura al óleo tan rica en los detalles resulta perfecta para el Realismo.

Sin embargo, los dos aspectos más importantes en una obra realista con base en óleo son la luminosidad y sombras que se representen de los objetos. Ya que, estos son los detalles que enfatizan más lo real, aunque la perspectiva, enfoque, expresión de movimiento y estática también resultan vitales de manejar para lograr el mejor resultado.

Técnicas y trucos para más fácilmente el Realismo al óleo

Primero, siempre se recomienda hacer un boceto lo más detallado posible en el lienzo antes de empezar como tal a pintar la obra. Para eso, el uso de las grisallas es perfecto; la representación de un bosquejo al que se van agregando primero las luces con pintura blanca, luego los colores y por último las sombras.

También, se recomienda aplicar una capa de pintura transparente en la obra para resaltar todos los colores, al mismo tiempo de que cuida el lienzo de polvo y otros agentes. También, usar un pincel fino para perfeccionar los detalles es más que útil, como delinear contornos y trazar objetos pequeños. Y es que, el realismo está en los detalles más mínimos.

Y por último, la luz y la sombra; teniendo en cuenta que cuando un objeto tiene luz fría su sombra debe cálida y viceversa es un aspecto importante, así como también lo son la perspectiva y la teoría del color, ya que en el Realismo los tonos y matices deben ser fielmente representados.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This