Pintando los conocidos bodegones al óleo

Los bodegones representan sin ninguna duda un clásico de las obras al óleo, por los cuales se decantan muchos artistas y fanáticos de arte en el mundo, gracias al realismo que puede aportar este tipo de cuadro específico. Por supuesto, debido a dicho realismo hacer los bodegones puede representar un reto, sobre todo si es un artista con poca experiencia el que quiere hacerlos.

No obstante, hoy vamos a enseñarte paso a paso como realizar un bodegón, así como también consejos para que la obra salga lo mejor posible. En detalle, todas las recomendaciones y técnicas a utilizar son las más usadas por artistas a nivel global, donde muchos de ellos se enfatizan específicamente en la realización de bodegones.

Concretamente, un bodegón es una obra de gran tamaño usualmente de fondo negro o blanco, la cual también puede formarse con dos o tres piezas separadas que forman un mismo cuadro. Asimismo, se suele llevar a cabo usando las técnicas de empaste para dar relieve y aspecto más real.

Haciendo un bodegón paso a paso

Para empezar, al ser un gran cuadro o varios cuadros de menor medida, un bodegón debe iniciarse con un boceto específico, el cual te ayudará a saber en qué parte va cada elemento en la superficie. Para lograrlo, el método de la cuadrícula es el más conveniente, sobre todo si te cuesta dibujar.

Como recomendación, puedes hacer los cuadros de la cuadrícula del mismo tamaño, pero es conveniente los hagas más grandes si es una zona con poco detalle o extensa, y más pequeños para las áreas con muchos detalles.

Continuando, al tener ya el boceto listo puedes empezar a pintar con una técnica conocida como “mancha”, ya que vas a aplicar las primeras pinceladas con óleo diluido o también conocido como manchado. Asimismo, esta sería la primera capa seca del cuadro para luego agregar pintura más espesa (graso sobre magro).

Ahora, viene el punto donde empezaremos a agregar las capas más gruesas de pintura, así como también cuidando y haciendo los detalles, aplicando empastes y semi-empastes sobre la primera capa ya seca. También, se va tomando consciencia de la aplicación de las luces y las sombras del cuadro.

Por último, llega el momento de aplicar la última capa donde se afinan detalles con empaste, espátula y pinceles de distintos tamaños, los cuales deben afinarse por sectores específicos y te da la posibilidad de corregir errores. Así, podrás hacer un bodegón perfecto con la ayuda de pintura por capas o graso sobre magro, con los empastes como mayor aliado.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This