Pintando el follaje de árboles y paisajes

Cuando pintamos al óleo, numerosas obras y cuadros que hacemos representan o tienen árboles o paisajes, siendo una de las temáticas más utilizadas al pintar por la complejidad que tiene expresar la belleza de la naturaleza y su tranquilidad, no siendo poca cosa e incluso resultando bastante difícil plasmar la luz, cuerpo y detalle de los paisajes y árboles y su follaje como parte más importante.

A continuación vamos a enseñarte varios consejos para representar de manera magistral el follaje en árboles y paisajes, con técnicas de mezclas de los colores y también de movimiento de pincel, sin los cuales tal tarea sería imposible por la importancia que tiene el usar el movimiento para expresar vida, ondas y texturas.

Pintando follaje: combinación de colores

Al proponernos pintar el follaje, lo primero que haremos es llevar a cabo tres combinaciones de colores que van a resultar necesarias, todos partiendo de la misma base; blanco, distintos amarillos y tonalidades verdes.

Por ejemplo, en la primera mezcla usaremos verdes y poco amarillo sin ningún tipo de blanco, siendo la tonalidad de las sombras del follaje, respecto a la segunda combinación;  mezclaremos colores verdes y amarillos en la proporción que gustemos de acuerdo al efecto, ya añadiendo un poco de blanco. Por último, la tercera mezcla se basará en tonalidad amarilla, verde y blancos para representar la luz en el follaje.

Aplicación y efectos a realizar con el pincel al pintar follajes

Al tener nuestros tonos y colores mezclados perfectos para follajes de árboles y paisajes en la paleta, ya podemos proceder a pintarlos; para pintar el tronco y los bordes de las ramas vamos a utilizar un pincel de forma ovalada, haciendo un movimiento de izquierda a derecha como dejando ir el instrumento. En este paso utilizaremos marrón y la mezcla de color oscura en la paleta.

Luego, vamos a llevar a cabo el mismo proceso pero en las zonas medias del follaje, con el mismo movimiento de pincel pero utilizando la pintura de tono medio, ya que así expresamos de manera correcta las diferentes incidencias y tonos de la luz en las hojas.

Por último, las zonas más iluminadas del árbol y paisaje las llevaremos a cabo con el mismo movimiento de pincel mencionado anteriormente, pero cambiándolo por uno de forma de abanico y utilizando la pintura de corte más claro y amarillo que mezclamos al principio. De ese modo, un bello y frondoso follaje de árboles y paisajes podrá ser correctamente representado.

comprar-cuadros-al-oleo
(Visitados 234 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This