Pintando en pequeño formato

Usualmente cuando vamos a pintar al óleo no regimos por un tamaño de mediano a grande, donde las pinturas superan fácilmente de los 50 a 80 centímetros para tamaño medio, así como los más de 100 centímetros para los tamaños más extensos, siendo incluso parámetros estandarizados en la mayoría de lugares y para la mayoría de los artistas.

Y es que, sin duda pintar en óleo un cuadro mediano o grande es muy cómodo desde todo punto de vista; el manejo de las pinceladas, el gran tamaño para plasmar detalles y objetos, el impacto de la obra cuando esté terminada y lo llamativa que será, indudablemente son cuestiones que busca cualquier artista por poco o muy experimentado que sea.

Sin embargo, está también disponible el pequeño formato para utilizar y que en muchas oportunidades puede ser una gran opción, inclusive siendo buscado por aficionados del arte con gusto minimalista.

Características del formato pequeño para pintar al óleo

En cuanto a tamaño, el formato pequeño para pintar consta de medidas que no sobrepasan los 50 centímetros de largo y ancho, siendo el tamaño ideal o más utilizado el 25×40 CM o entre tales magnitudes.

El formato pequeño puede resultar desafiante para aquellos que están acostumbrados a realizar obras de mediano o gran tamaño, ya que se puede considerar incómodo en cuanto a forma de trabajo y aplicación de técnicas, así como la libertad general de movimiento y trazos.

No obstante, es una cuestión de adaptación de los movimientos y técnicas a aplicar y que cuando se da no hay ningún tipo de límite. Inclusive, se puede descubrir un nuevo mundo de posibilidades en cuanto a obras conseguidas y que interesan a muchos aficionados con poco espacio o con gusto minimalista, valorando la aplicación de detalles en espacios cortos en distintas obras.

Ventajas del formato pequeño al pintar

El formato pequeño ofrece ventajas al momento en que se realiza la obra. Por ejemplo, un cuadro de tamaño 40×30 centímetros no requiere de ninguna manera caballete, sino que puede hacerse directamente sobre una mesa y agarrarse al soporte, siendo mucho más fácil para algunos de realizar la obra de este modo.

Por otra parte, otra ventaja clara es la reducción de costes en materiales y que inclusive viene desde el origen del arte clásico, siendo una época donde la mayoría prefería el formato pequeño para reducir gastos en pinturas y disolventes que eran muy caros. De la misma manera, el mismo sentido puede aplicarse a la hora de enmarcarse y protegerse la obra al ser más pequeña.

comprar-cuadros-al-oleo
(Visitados 19 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This