Obteniendo el color naranja cuando pintamos al óleo

Cuando estamos realizando un cuadro al óleo, sin duda el uso de muchos colores y tonalidades y también la combinación para obtenerlos es muy importante, permitiéndonos darle vida y realismo a todo lo que queremos plasmar en la obra. Ahora, debido a la complejidad que tiene la mezcla de colores y de sus tonos, quizá tengamos duda a la hora de realizar dichas combinaciones.

Por ejemplo, el color naranja es uno de los más importantes al pintar al óleo, ya que desde su base obtenemos los tonos para plasmar ambientes naturales, flores, luz, vasijas, telas de vestir, así como también diferentes tonalidades de pieles en los retratos. Sin duda, éste último uso que hemos nombrado es uno de los más importantes en cuanto al color naranja se refiere.

Cómo combinar para tener distintos tonos de naranja

Antes que nada, debemos saber los conceptos generales en cuanto a la rueda de colores clásica; siendo un tipo de escala multi-cromática que nos muestra los resultados de las combinaciones de colores primarios y secundarios. También, el concepto de color complementario debe estar claro; el color diametralmente opuesto a otro color que nos ayuda a darle matiz y luz específicos.

En detalle, el color naranja se forma al mezclar el rojo y el amarillo. Ahora, dicha definición es eminentemente básica, ya que en la combinación de colores están involucrados  conceptos como matiz, tono, temperatura e intensidad. Así que, depende de qué tipo de color sea el rojo y el amarillo utilizado para obtener el naranja que tendremos como resultado.

Por ejemplo, si queremos un naranja intenso y brillante que sea muy alegre podemos mezclar amarillo cadmio y rojo cadmio, siempre usando un poco más de amarillo por el hecho de que el rojo es mucho más penetrante e influyente. Del mismo modo, si necesitas un naranja intenso debes evitar agregar amarillo o rojo que tengan matices azules; su complemento.

Otras tonos naranja y matices “piel”

Por el contrario, si estás buscando un naranja terroso o mucho más cerca al marrón, logrando así un color perfecto para paisajes y naturaleza, lo que tienes que mezclar es amarillo y rojo que tengan matices azules. Si no, puedes agregar dicho color tranquilamente y el tono será neutralizado por el azul complementario.

Por último, el naranja es el color inicial que debemos tener para sacar el tono “piel”, el cual resulta muy importante en retratos o para representar una persona. Para obtenerlo, debes aclarar el naranja obtenido del amarillo y el rojo, usando color blanco o más amarillo para apaciguar el rojo. Así, puedes crear distintos matices de piel clara.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This