Las 2 técnicas principales para aplicar pintura al óleo

Pintar una obra al óleo es un arte gratificante pero al mismo tiempo complejo, debido al uso de técnicas e instrumentos como pintura, diluyentes, pinceles y demás herramientas necesarias para que un cuadro sea perfecto, sin mencionar que dichas técnicas deben ser dominadas de manera precisa al aplicarse, lográndose con mucho práctica pero dando grandes resultados.

En lo que se refiere a pintar cuadros al óleo, hay dos técnicas principales que resultan esenciales de manejar y que serán las más frecuentes al realizar obras, debido a su calidad en el resultado final y posibilidad de corregir en varias ocasiones; hablamos concretamente de las técnicas de húmedo sobre húmedo y húmedo sobre seco, respecto a la forma de aplicar la pintura.

Técnica de húmedo sobre seco

En primer lugar, tenemos la técnica de húmedo sobre seco en cuanto a la aplicación de pintura, en la cual se aplica una capa de color sobre otra que ya está completamente seca y hecha previamente. Así, dichos colores no se mezclan y predomina la segunda capa, pero es la primera la que le da fuerza, tensión y evita que la obra se vaya a cuartear en un tiempo dado.

Por eso, la mayoría de artistas aplican una capa de pintura inicial al empezar la obra con bastante diluyente, dejan secar y luego empiezan a trazar lo que sería la obra en sí en el lienzo; técnica que también se conoce como graso sobre magro.

Del mismo modo, la técnica de húmedo sobre seco puede utilizarse en otras etapas de la obra donde lo considere el artista, sobre todo si busca que no haya mezcla de colores en un punto concreto, o también para corregir un error.

Técnica de húmedo sobre húmedo

En segundo lugar, se encuentra la técnica de húmedo sobre húmedo en la cual se aplica una capa de pintura encima de una hecha previamente, peros sin que ésta se haya secado y por lo tanto los tonos y colores se mezclan entre sí, requiriendo un dominio de combinaciones y mezclas acorde, pero que dará efectos geniales a la obra dependiendo también del movimiento y pincel usado.

Ahora, en la técnica de húmedo sobre húmedo las pinturas son diluidas en igual proporción, al contrario del húmedo sobre seco donde la segunda capa se encuentra más diluida para facilitar su aplicación y movimiento en el lienzo.

De este modo, ambas técnicas resultan esenciales para llevar a cabo obras al óleo de calidad y con detalle, una actuando como soporte y la otra como plataforma de combinación y mezcla de colores directa en el lienzo.

comprar-cuadros-al-oleo
(Visitados 46 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This