La regla terciaria para hacer mejores pinturas

Sin duda alguna, la composición o espacio en el que se reparte o se nivela una obra en un cuadro es muy importante, ya que a través de la misma se indica cuáles son los elementos centrales de una pintura y los que el artista busca resaltar. También, la composición le permite al artista saber cómo va a distribuir la pintura de acuerdo a lo que quiere lograr y los elementos que se integran.

Para hacer una composición equilibrada, muchos artistas utilizan la proporción áurea que indica en sus líneas una manera dinámica y universal de los elementos y su equilibrio en el cuadro, casi de manera natural. No obstante, hoy te enseñaremos otra forma de hacer un cuadro basado en una buena composición y relación de proporción; vamos a mostrarte la regla terciaria.

Definición de la regla terciaria y cómo llevarla a cabo

La regla terciaria es un sistema de división que se establece previo y durante la realización de la obra, la cual nos ayudará a decidir en qué puntos irán los elementos más dominantes del cuadro, así como permitirnos darle a la obra en general un equilibrio natural entre sus componentes individuales.

En concreto, para llevar a cabo la regla terciaria solamente se necesita hacer un esquema imaginario y marcado a lápiz de la obra que queremos realizar en el soporte. En palabras simples, trazaremos dos guías o líneas horizontales y dos verticales en la obra que darán como resultado nueve cuadros iguales.

Así, sin necesidad de medidas tenemos el cuadro dividido en tres partes iguales o tercios; una división izquierda, una derecha y una céntrica que podemos utilizar como punto de enfoque seguro. Sin embargo, lo recomendado es utilizar las líneas verticales para establecer los elementos centrales e importantes de la pintura para el artista, así como las intersecciones de las líneas.

De este modo, al ocupar un tercio los otros dos quedan libres y de igual tamaño que dará al cuadro equilibrio y naturalidad, siendo perfecta para llevar a cabo paisajes y obras tranquilas.

Tensión y equilibrio con la regla terciaria

Hemos expresado que la regla terciaria le provee a una obra de armonía y equilibrio de manera natural. Sin embargo, la misma puede tener un fin completamente contrario al usarse de la misma forma, es decir, para crear tensión y un desequilibrio interesante en un cuadro se puede llevar a cabo la regla terciaria, aunque los elementos se trazarán fuera de los puntos centrales que tienen el propósito de orden en primera intención.

comprar-cuadros-al-oleo
(Visitados 13 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This