El Fauvismo: La expresividad del color

El Fauvismo es un movimiento pictórico de principios del siglo XX surgido en París (1904-1907), en torno a los artistas Henri Matisse, André Derain y Maurice Vlamink.
El nombre lo puso Louis Vauxcelles en la crítica que hizo del Salón de Otoño de 1905, por los violentos métodos de pintura utilizados por estos artistas, hasta tal punto que les dijeron el grupo de los Fauves, que en castellano significa ” las fieras “.

fauvismo cubismo

 

En la mayoría de pinturas del fauvismo, la expresividad es lo que destaca más y muchas de ellas son paisajes libres.
El Impresionismo nació como evolución del Realismo y de la escuela paisajista francesa de finales del siglo XIX, desde entonces ya era un arte estancado y sin originalidad. El Impresionismo fundamenta en un cambio social y filosófico: “el crecimiento de la burguesía”, ésta comienza a introducir sus costumbres en la sociedad, hay un cambio importante, el campo cambia de ser un lugar de trabajo a ser un espacio de ocio: se empiezan a hacer excursiones campestres, es el mundo que retrata Monet y Renoir.

El tema principal es el paisaje, la naturaleza, y otros: las reuniones en el campo, el mundo de la noche.

Sus pinturas tienen mucha luz, ya que casi no se utilizaba el color negro .. y el blanco es el que predomina mezclado con otros colores.

El expresionismo es un movimiento artístico surgido en Alemania a principios del siglo XX, en el mismo momento que el fauvismo francés. Recibió su nombre en 1911 en una exposición, en la que se expusieron los cuadros fauvistas de Matisse y sus compañeros franceses, además de algunas de las obras precubistes de Pablo Picasso.
El objetivo es expresar el interior del ser humano, a través del color hacen que el impacto emocional del espectador sea mayor.

Hace una deformación de la realidad, y esto hace que sea diferente al impresionismo.

El Post-impresionismo aplica a los estilos de pintura de finales del siglo XIX y principios del XX, que aparecen después del Impresionismo. Roger Fry, un crítico británico, en 1910, inventó el nombre de “post-impresionismo”, cuando se hizo en Londres una exposición de pinturas de: Paul Cézanne, Paul Gauguin y Vincent van Gogh. Son los artistas más representativos: sus obras se caracterizan por el uso expresivo del color.

Aparece la visión personal del artista, hay temas de la vida real y buscan la armonía de las masas cromáticas cerradas.

En las pinturas hay más figuras humanas y la forma con que está pintado es diferente a la de los otros movimientos ya que utilizan las pinceladas pequeñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This