Frida Kahlo: Cuando la artista es sujeto y objeto de su propia obra

En numerosas ocasiones los artistas y pintores utilizan sus propias vivencias, ideas y también sus cuerpos para inspirar sus obras, siendo imposible separar su trabajo de su personalidad e individualismo, convirtiéndose en sujeto y objeto de sus cuadros. Asimismo, cuando hablamos de esta característica particular, una de las artistas más destacadas y nombradas es Frida Kahlo.

Y es que, Kahlo fue una artista que inspiró su trabajo única y exclusivamente en sus vivencias y dolor propio, así como en retratar su propio cuerpo y rostro para plasmar sus emociones y sentimientos. Ahora, conozcamos un poco de la vida y trabajo de esta gran mujer y pintora, quien pasó parte de su vida con gran dolor físico y emocional, pero que la hicieron siempre muy fuerte.

Una trágica vida que dejó un gran obra

En primer lugar, Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón nació en México, concretamente en la ciudad de Coyoacán el 06 de julio de 1907, siendo su padre de origen judeo-húngaro y su madre mexicana.

A pesar de nacer con buena salud y vivir una infancia temprana feliz, la primera tragedia golpearía a Frida a los seis años de edad, cuando contrajo poliomielitis y esto provocó que sufriera parálisis e imposibilidad de moverse de manera libre. Incluso, esta enfermedad inició una cadena de otros accidentes, así como la consecuencia de tener una pierna más fina que la otra.

Por eso, es en este momento cuando Frida empieza a practicar deportes para mejorar su salud, no mostrando aún interés por la pintura o arte en general. Sin embargo, cuando Frida tiene ya 18 años la tragedia llamaría de nuevo a la puerta.

Y es que, un día de camino a la escuela un camión golpeó el bus donde Frida venía, lo que le ocasionó fractura de columna en tres partes, fracturas en sus costillas y hueso pélvico en varias piezas, así como la fractura increíble en once pedazos de su pierna derecha. Por esta razón, Frida tuvo que pasar meses enteros en cama, inmovilizada y siendo operada varias veces.

Un año después es cuando Frida iniciaría su vida artística, inspirada quizá por la soledad y sufrimiento que le suponía su enfermedad. No obstante, su condición no le impidió frecuentar círculos sociales y artísticos, incluso casándose con el pintor Diego Rivera, aunque se divorciarían luego.

Legado

En cuanto a los detalles de su obra, Frida Kahlo se destacó por ser una artista que no podía ser separada de su obra, ya que su trabajo estaba inspirado en ella misma, en su dolor y en la soledad que pasó ocasionados por sus trágicos accidentes y enfermedades, así como vivencias sociales y maritales.

Ahora, el legado de esta gran artista es único e innegable, con más de 200 obras con un estilo que se reconoce como impresionista y surrealista folclórico, pero innovador al mismo tiempo. Incluso, gracias a su lucha personal y fortaleza Frida es ídolo del movimiento del Feminismo.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This