Fabrica de manera sencilla tu propio caballete

Cuando se trata de realizar y exhibir pinturas recién hechas, sin duda alguna el caballete es un elemento más que necesario; siendo la estructura donde descansa la obra mientras la vamos haciendo, donde incluso podemos mostrarla luego de haberse finalizado. Siendo un elemento tan imperativo, hoy te enseñaremos cómo fabricar de manera sencilla tu propio caballete.

De esta manera, vas a ahorrarte un bien dinero y tendrás la satisfacción de saber que hiciste tu propio caballete, proceso que solo requiere un poco de paciencia y el uso de herramientas básicas.

Materiales para realizar el caballete

En primer lugar, vas a necesitar madera en su mayoría: 2 piezas de 2,05 metros de largo por 4 centímetros de ancho y una pieza central de 2,10 metros de largo por 4 centímetros de ancho, las cuales serán las patas; una pieza de 1 metro de ancho por 1,5 metros de largo donde descansará la obra, más una pieza final de 1 metro de largo por cuatro centímetros de ancho.

Adicionalmente, se requerirán tornillos carroceros con no más de 10 mm de espesor; 1 de 17 centímetros de largo, 2 de 10 centímetros de largo, así como también un juego de clavos y pegamento especial para madera.

Ensamblando el caballete

En primer lugar, tomarás las piezas de 2,05 y la de 2,10 metros que corresponden a las patas y abrirás un hueco 4 centímetros más abajo del borde superior. Luego de esto, pondrás las dos piezas de 2,05 metros de largo de manera vertical parada una al lado de la otra, cuidando que quede la abertura a la misma altura en ambas piezas; ábrelas un ángulo de setenta grados.

Con dicho ángulo hecho, coloca la pieza central detrás de la abertura realizada, inclínala (dependiendo del grado de altura y medida que quieras en el caballete) y utiliza el tornillo de 17 centímetros de largo para unir las tres piezas. De esta manera, está listo el armazón o esqueleto del caballete.

Ahora, es tiempo de reforzar el caballete y hacer la base donde descansará la obra al mismo tiempo; para esto, toma la pieza de un metro de largo por cuatro centímetros de largo y clávala a las patas del caballete, a una altura de 90 centímetros de cada pata.

Por último, queda colocar la última pieza de 1×1, 5 metros encima de la base recién puesta, que hará como sostenedor de la obra posterior, fijándola con pegamento para madera. Así, obtienes la construcción de tu propio caballete, el cual puedes pintar de la manera que te guste.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This