El “Op-Art” o arte óptico

Muchas corrientes de arte pictórico conocidas toman elementos de otras tendencias o expresiones, e inclusive también de otras disciplinas y ciencias de manera directa o indirecta para lograr distintos efectos de percepción en el público, estando también involucrados el uso de recursos y materiales.

Un ejemplo claro de tal cuestión anteriormente descrita es el arte óptico o también conocido como “Op-Art”, del cual hablaremos en la siguiente sección en detalle y veremos cómo mediante sus características y cualidades logra la realización de obra con distinta percepción e impacto, a través del campo visual e incluso psicológico.

¿Qué es el arte óptico?

En concreto, el arte óptico u “Op-Art” es aquella expresión artística que mediante el enfoque de un punto visual específico hace cambiar la misma de manera completa, generando lo que se conoce como ilusiones ópticas y que provocan distintas reacciones e influencia en el espectador, según sea su percepción propia y su observación del mundo única y relativa.

Así, las ilusiones ópticas que se incluyen en el “Op Art” se aprovechan de los atajos o caminos que toma el cerebro para entender una imagen, los cuales se ven influenciados por la percepción individual de la persona de acuerdo a sus vivencias, estando allí su poder verdadero que impulsa a los artistas de este tipo.

El Arte Óptico comenzó a partir de la época de 1960 con la artista Bridget Riley, quien se embarcó en la creación de obras de este tipo revolucionarias para su momento, como cuadros pictóricos que interactuaban realmente con quien lo percibe, incluso de acuerdo a como se mueva, qué punto focal observe y el tiempo que permanezca viendo.

De hecho, el Arte Óptico y sus obras se ven influenciadas por la psicología y en algunos casos se han convertido en herramientas de tal disciplina, como por ejemplo ocurre con el psicoanálisis que analiza el estado mental de individuos a través de interpretaciones de pinturas que cambian de acuerdo al punto focal.

Elementos visuales en el “Op-Art”

Para crear obras de arte óptico, usualmente se utilizan elementos como contrastes entre tamaños, colores y formas que “engañan” al cerebro al tomar éste atajos para entender las imágenes más fácilmente, creándose así efectos de movimiento, cercanía y lejanía, perspectiva, volúmenes y otros que resultan entretenidos y curiosos de visualizar por el lector, haciendo dudar de la realidad.

De la misma manera el uso de las sombras, patrones y componentes borrosos son importantes, siendo los que crean los efectos de ilusión que llenan la obra.

comprar-cuadros-al-oleo
(Visitados 10 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This