El movimiento artístico anti-dualista

Así como el arte se divide en distintas corrientes que se ven descritas perfectamente en cuanto a tiempo, cualidades y relevancia general, de la misma manera pueden darse movimientos dentro de las mismas corrientes generales, teniendo un propósito usual de ser contra-corriente o abordar temáticas y dar importancia a cuestiones que fueron dejadas de lado.

Así, el arte cambia de manera constante y las corrientes adquieren sus movimientos propios. Por ejemplo, está presente la tendencia del anti-dualismo que sale del arte abstracto contemporáneo, como un estilo interesante de abordar una temática que deja de lado una cuestión muy común para darle importancia a otra un poco menos extensa; evitar los contraste y dualismos.

La concepción de la tendencia del anti-dualismo artístico

En palabras simples, todas las corrientes y estilos de obras toman el contraste como un punto de partida lógico para hacer comprensible una obra, en cuanto al balance entre dos elementos en relación a color, perspectiva y luz. Así, al contrastar los elementos se hace una versión mucho más clara y comprensible de la realidad en un cuadro.

Pues, el anti-dualismo se opone precisamente a todas las cuestiones y características expresadas anteriormente, buscando evitar el contraste en cuanto a las cualidades de una obra en todas sus posibles naturalezas. Ahora, para llevarlo a un aspecto práctica una obra anti-dualista no se verá influenciada por la típica limitación de relación blanco-negro, claro – oscuro o si – no.

En cambio, el artista anti-dualista tendrá la posibilidad de manejar una gran gama de posibilidades que no son una u otra en extremo, sino tomando términos medios e incluso fuera de lo que se considera establecido. Por ejemplo, la gama de colores existente entre un color y otro es completamente válida, en comparación a utilizar su color contrario.

Anti-dualismo: perspectiva, luz e influencia de la corriente en otros elementos

De la misma manera, el anti-dualismo busca no tener limitaciones absolutas en cuanto a perspectiva general en un cuadro o dibujo. En otras palabras, una obra hecha siguiendo los pasos de dicha corriente pudiese no tener una perspectiva en absoluto, así como tenerla pero en términos fuera de lo establecido o en comparación “ilógica” o sin pertenecer a parámetros conocidos.

Con la luz ocurre lo mismo, respecto de la relación sombra-luminosidad en un cuadro y la influencia de dicho elemento. Si bien, el anti-dualismo busca expresar la realidad sin límites absolutos, de la misma manera el movimiento no debería preocuparse en expresar la realidad de manera realista, tomando elementos propios del arte abstracto del cual nace aunque aplicándolos en menor medida.

comprar-cuadros-al-oleo
(Visitados 18 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This