El estilo pictórico denominado como “Naif” o ingenuo

La mayoría de estilos pictóricos se corresponden o relacionan con reglas establecidas, naturalmente siendo tales directrices las que hacen que los mismos sean diferentes de cada uno y tengan sus propias cualidades, sentido y mística.

Hay diferentes tendencias en la pintura que toman sus reglas mucho más en serio que otras, siendo muchas de ellas parecidas a las corrientes clásicas donde los detalles y la inclusión de ciertos elementos era esencial, significando la falta de los mismos casi el completo fracaso de la obra desde el punto de vista conceptual.

Afortunadamente, hay otras corrientes artísticas que son menos estrictas y más libres respecto a cumplir con reglas establecidas, siendo inclusive una cualidad innata del arte romper con los paradigmas, siendo la corriente del estilo pictórico “Naif” o Ingenuo un claro ejemplo.

Propósito y objeto del arte “Naif” o Ingenuo

El arte “Naif” o Ingenuo, siendo el primer término en comillas la traducción literal y españolizada del segundo, resulta en una expresión que simplemente se hace al ser humano dejarse llevar por sus capacidades, emociones, sentimientos, dones, percepciones y movimientos intrínsecos, innatos y completamente naturales, sin ningún tipo de educación o entrenamiento e incluso sin pensar.

A diferencia del Action Painting u otros estilos similares donde la técnica y entrenamiento artístico pasa al último plano, en el caso del arte ingenuo si se busca hacer una obra coherente y temática, pudiendo acercarse a las tendencias abstractas o más fieles a la realidad pero siempre con un fin, a pesar de no llevar a cabo técnicas complejas correctamente desde el punto de vista académico.

Es decir, con el arte “Naif” un artista busca hacer obras con sus propios medios sin ningún tipo de educación, poniendo en último plano la academia y la educación, pero en su mayoría queriendo hacer un trabajo entendible correspondiente con la realidad, aportando belleza los trazos mismos sin entrenar que aportan mucha sinceridad y alma al cuadro que se lleva a cabo.

El arte ingenuo plasmado en obras

El arte ingenuo en realidad no tiene límites, basando su complejidad en expresar y hacer percibir una temática, más que en la concentración de perfeccionar y aplicar técnicas e instrumentos.

Así, las líneas trazadas pueden ser finas o gruesas, los colores opacos o muy brillantes, las posiciones algo incoherentes, pero siempre expresando una idea relativa que busca expresar el artista, sin importar la inexperiencia en la combinación de colores, perspectiva, expresión de luces y sombras; nada importa más que plasmar un propósito que el espectador logre captar.

comprar-cuadros-al-oleo
(Visitados 70 veces, 1 visitas hoy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This