Déjate envolver por la magia de Degas y del ballet.

Las obras de Degas son perfectas para colgar en una estancia con luz natural, en contraste con sus juegos de sombras; en tu sala de estar, en la biblioteca o zona de relax de tu casa. Benefíciate de la serenidad que transmiten las chicas, en equilibrio con los muebles de tu hogar y una decoración discreta a la par que elegante, como una bailarina de ballet. También son perfectos para acompañar la decoración de una habitación infantil, transmitiendo serenidad a los más pequeños de la casa a la hora de rendirse ante el dios Morfeo.

Edgar Degas es un pintor y escultor francés, que comenzó su carrera a mediados del siglo XIX, mostrando una visión muy particular sobre el mundo del ballet, dejando un legado de obras pastel bellas y sutiles como sus delicadas bailarinas. Las bailarinas de Degas.
bailarinas de degasLa mentalidad de artista de este autor le llevó a dedicar su vida por completo a su arte, volcándose en cada uno de sus trabajos, con el fin de imitar, e incluso superar, a los grandes maestros a quién admiraban –El Greco, Delacroix, Van Gogh, Ingres, Manet-, pero siempre enmarcando sus trabajo dentro de su propio estilo. Sus cuadros presentan tal exquisitez que en sus tiempos más difíciles logró pagar sus deudas gracias a la venta de éstos a precios dignos de la aristocracia francesa.

Su estilo propio se desmarca por su preferencia por los temas urbanos que muestran escenas con iluminación artificial, en lugar de escenas de naturaleza con luz natural propios de la época. Se decantó por la pintura al pastel en lugar de óleo, añadiendo líneas sobre el color. Para sus obras no empleaba el dibujo como base, lo que da a los cuadros un aspecto de fotografía, acentuado además por el uso de determinados encuadres.

Entre sus obras, el artista retrata diferentes mujeres sumergidas en sus quehaceres de la vida cotidiana. Sin embargo, los trabajos más exquisitos del artista son los dedicados a las delicadas bailarinas. Degas representa el mundo del ballet; los ensayos en el estudio de baile, el cambio de vestuario entre bambalinas, y la destreza de las chicas sobre el escenario. Todas estas obras presentan un elegante equilibrio como el de las bailarinas sobre las punteras de sus pies, otorgando a los cuadros una profunda belleza y serenidad que transmiten a los afortunados que pueden admirarlas.

Gracias al juego con las pinturas pastel, el artista consigue transmitir la profundidad y voluptuosidad de los tutús de las bailarinas. Las chicas se presentan en el anonimato al aparecer de espaldas o con los rostros ligeramente difuminados, detalles que evocan aún más la serenidad que pretende transmitir el autor. Las notas de colores vivos son sutiles pero suficientes para aportar un punto de luz entre las sombras del teatro.

 
comprar-cuadros-al-oleo

(Visitados 79 veces, 1 visitas hoy)

Share This