Aprendiendo la técnica del empaste

La pintura al óleo y su aplicación tiene muchas ventajas en el mundo del arte y los cuadros artísticos, debido a la durabilidad de la obra realizada y la versatilidad de las técnicas que pueden usarse. Por ejemplo, una de ellas es el empaste; increíble modo de aplicar los materiales que da efectos que serían imposibles de lograr con pinturas como el acrílico o la acuarela.

Por eso, hoy estaremos abordando los detalles y conceptos del empaste, así como las técnicas de aplicación que facilitan su uso y logran los efectos deseados por el pintor, haciendo notar como dicha forma de aplicar la pintura da vida, profundidad y luz de una manera incomparable, siendo ampliamente usada por grandes artistas como Van Gogh.

Concepto del empaste y lo que busca lograr

Primero, el empaste es una técnica de aplicación de pintura de manera gruesa y abundante, combinada también con trazos finos y pinceladas. Conceptualmente, lo que busca el empaste es dar efectos tridimensionales y de profundidad a la parte específicamente donde se aplica, cosa que puede lograr gracias al espesor de la pintura al óleo, así como también sus medios.

Por sus características, el empaste se hace perfecto cuando se quiere hacer ver un efecto de relieve o de tres dimensiones en objetos concretos, como piedras, nubes u otros. Al mismo tiempo, gracias al espesor utilizado y la cantidad de pintura, aparte del pincel también se hace perfecta la utilización de la espátula, ya que esparcir así los materiales es más sencillo.

Asimismo, la pintura al óleo es perfecta para realizar empastes por su textura gruesa y los medios utilizados como aceite de linaza y trementina, los cuales dan cuerpo y tardan bastante en secar, al contrario de las pinturas acrílicas, témperas y acuarelas, las cuales secan rápido y es muy complicado lograr un secado espeso sin que caiga o riegue la pintura por si sola.

Razones precisas para hacer empastes

En primer lugar, al realizar empastes el creador de la obra percibe de mejor manera un control sobre la luminosidad del cuadro y también sus sombras, gracias al efecto que tiene el relieve y como refleja la luz.

En segundo lugar, los empastes añaden un importante efecto al cuadro donde se aplica; la sensación de fuerza, movimiento y velocidad. Es decir, con el efecto de empaste se agrega movimiento y efecto de moverse a un objeto, ya sea lluvia, una persona o una sombra.

En tercera instancia, los empastes añaden un efecto tridimensional y de profundidad que no podrían lograrse de ningún otro modo. Así que, una piedra en el piso, una prenda de ropa como una bufanda, o también un zapato parece que fuese real y tener una profundidad muy bien lograda, siendo uno de los propósitos más extendidos en cuanto a los empastes.

De esta manera, con los empastes tienes la posibilidad de cambiar tus obras y darles detalles más que interesantes, así como viveza d movimiento y profundidad que permite el óleo; aunque debes estar dispuesto a gastar un poco más de pintura de lo que haces regularmente.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This