Ajustar el tamaño de una foto al lienzo

Usualmente, cuando hacemos una pintura al óleo o con otro tipo de técnica y materiales, la imagen que plasmamos en el lienzo es una pequeña fotografía, la cual tiene dimensiones muy por debajo de la proporción del cuadro original. Sin embargo, al realizar la obra todo queda en perfecto lugar; esto se debe al ajuste preciso del tamaño de la foto al lienzo a trabajar.

En esta ocasión, vamos a enseñarte cómo se ajusta el tamaño de la foto que estés usando a la proporción del lienzo, para que todo quede perfecto y en su lugar y no con longitudes extrañas o que no corresponden. Para esto, se trabajan con ecuaciones sencillas y también te mostraremos un método eficaz, en caso de no querer usar las matemáticas como herramienta primaria.

Ajustando proporción, alto y ancho

En primer lugar, para llevar exactamente la pequeña foto a un lienzo más grande pero en igual relación de aspecto, se debe calcular la proporción de dicha imagen. Para hacerlo, solo divides el alto entre el ancho y allí te da el número preciso.

Por ejemplo, si tienes una foto de 20 centímetros de alto por 10 centímetros de ancho, dicha fórmula da como resultado 2; es decir, la proporción de la imagen es exactamente el doble del alto en comparación al ancho.

Ya teniendo la proporción con la sencilla fórmula aplicada anteriormente, solo es cuestión de empezar a calcular el alto y el ancho con las medidas que tienes en el lienzo. Así que, para el alto supongamos que tienes un soporte de 80 centímetros de ancho, vas a multiplicar la proporción por la medida de tu lienzo, en este caso; 2 centímetros por 80 centímetros, que es igual a 160.

Para calcular el ancho de tu soporte aplicas la misma primera fórmula pero al contrario, es decir; divides el ancho entre el alto de la imagen original, para que dicho resultado sea multiplicado por el tamaño de alto de tu soporte, el cual supongamos es 70 en este caso. Así que, 10 entre 20 es igual a 0,5, el cual multiplicado por 70 no da un resultado de 35.

Método de ajuste sin matemáticas

Si eres de los que se le complica las matemáticas, el método más sencillo es colocar la pequeña foto en el lienzo, precisamente en la esquina inferior izquierda y trazar una suave línea desde el diagonal de la imagen, la cual te indica el ajuste perfecto hasta que el final de la línea, siempre.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This