5 maneras de mezclar el color verde para hacer paisajes al óleo

Cuando se trabaja con pinturas al óleo, la realización de la obra difiere mucho de acuerdo a lo que se está pintando, desde los colores utilizados y su temperatura y tono, hasta la luz, sombra y demás componentes propios de lo que se pinta, siendo la meta final de artista poderlos plasmar de la manera más precisa posible. Por eso, en un cuadro todo gira en concreto a lo que se pinta.

Dicho esto, el realizar paisajes abiertos con bosques, árboles, césped, flora y demás detalles es una evolución natural del pintar cuadros al óleo, siendo usualmente el paso siguiente cuando se empieza o se tiene un tiempo preciso pintando.

Pues, en relación a lo expresado anteriormente, el pintar paisajes tiene una cuestión propia de sí; el uso del color verde en casi toda su expresión tonal, saturada, brillosa y de temperatura, dependiendo de dicho paisaje. Por eso, hoy vamos a enseñarte cinco formas de mezclar el verde para obtener muchas tonalidades tanto brillantes como cálidas, terrosas, intensas y opacas.

Mezclando el verde

En primer lugar, partamos del hecho de que formaremos muchos verdes sin tenerlo como color original en tubo. Así que, primero haremos un verde de lo más intenso posible, combinando como debes saber el amarillo y el azul, y para optimizar su intensidad debemos usar tonos de azul y amarillo que se alejen del rojo, ya que al ser complementario del verde lo hará opaco.

Puedes tomar amarillo cadmio o amarillo limón y mezclarlo con un azul oscuro alejado del rojo, aunque teniendo cuidado con el segundo porque tiñe más. Así, tendrás un verde intenso que te servirá de base para combinar con otros colores.

Por otro lado, al tener ya el verde intenso de seguro necesitarás bajar la intensidad para aplicar en la obra y hacerla realista con muchos tonos de verde. Para lograrlo, agrega color rojizo o directamente rojo de algún tipo para bajar la intensidad, pero con cuidado.

Continuando, puedes aclarar el verde para lograr otra buena cantidad de tonos y lograr paisajes variados, para la cual puedes usar blanco para los verdes fríos y amarillo cadmio o limón para tonos cálidos como resultado.

En cuanto a oscurecer el verde, puedes utilizar colores como la sombra tostada o tonos que tengan rojo en su composición, ya que lo neutraliza. Aunque, si quieres un verde frío puedes agregar azul oscuro. Por último, también puedes usar el negro para oscurecer el verde o plasmar las sombras, siendo muy útil si se usa con cuidado.

comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This