4 cosas que no debemos hacer para evitar dañar nuestros pinceles para óleo

El pintar cuadros al óleo requiere de una serie de herramientas y materiales para llevar a cabo la obra; desde las pinturas y el lienzo, hasta los aceites y la paleta de colores, obviando muchos otros elementos. No obstante, el objeto principal para poder llevar a cabo una obra al óleo o cualquier otra pintura es el pincel, siendo el que permite la expresión artística directa de las manos.

Y es que, con el pincel es que podemos plasmar los trazos de distintos tipos, formas y técnicas para lograr los efectos deseados en el cuadro, por lo que su importancia es radical y un artista los tiene en variadas clases y tamaños. Ahora, los pinceles de calidad son muy costosos y pueden dañarse con malos hábitos, por lo que mostraremos 4 cosas que no se deben hacer para evitarlo.

Conservando los pinceles

La compra de pinceles representa una inversión significativa, por lo que cuidarlos es importante. Lamentablemente, existen 4 hábitos comunes que los dañan y nosotros vamos a enseñarte para que los evites:

  • Dejar los pinceles demasiado tiempo en remojo: cuando estamos bajo un sesión de trabajo y utilizamos varios pinceles, los vamos usando y los ponemos en el recipiente de agua con diluyente. El problema viene cuando olvidamos sacarlos por mucho tiempo, deformándose las cerdas por el peso del pincel y la humedad excesiva.

Este tipo de costumbre puede dañar los pinceles de manera irreversible, así que es recomendable remojarlos por el tiempo que sea necesario y sacarlos para que sequen.

  • Dejar secar la pintura en el pincel: Continuando, otra costumbre que daña los pinceles es dejar que pintura o aceite seque en las cerdas, haciendo imposible que se pueda remover. Claro, está la ventaja que la pintura al óleo tarda bastante en secarse, pero podemos olvidar removerla cuando aún está fresca.

Por lo tanto, no es necesario que laves el pincel si estás concentrado en la pintura, pero si hacerlo luego de concluir la sesión.

  • Lavar los pinceles incorrectamente: limpiar los pinceles correctamente puede ser tedioso y llevar tiempo, pero servirá para cuidarlos; hacer lo contrario cortará su vida útil. Así que, tómate el tiempo en remover cada rastro de pintura y aceite, luego ponlos bajo el agua enjabona las cerdas para que queden limpias, dejando secar.
  • El mal guardado de los pinceles: Guardar los pinceles de forma cerdas para arriba en un recipiente circular es la forma correcta. No obstante, puede dañar el pincel si se guarda de ese modo justo después de lavarlo, ya que la humedad penetra en el mango. Deja secar en forma circular antes de guardarlos.
comprar-cuadros-al-oleo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I'm not a spammer This plugin created by memory cards
Share This